Como se lleva a cabo la limpieza y el vaciado de una fosa séptica

Los pozos o fosas sépticas son aquellos estanques de almacenamiento de aguas residuales que se emplea para el tratamiento de las mismas. Este es uno de los instrumentos más antiguos, prácticos y confiables para este propósito y tiene la particularidad de ser una excelente opción para aquellas infraestructuras que se encuentran distanciadas o alejadas de las redes de saneamiento público, es decir, la gran mayoría de los chalets y casas rurales.

Estudios han comprobado que los sistemas de depuración y filtración especializado utilizados en las redes de saneamiento público son más efectivos para el tratamiento de aguas residuales que los pozos sépticos, sin embargo, si no se cuenta con el acceso a dicha depuración especializada dado a la localización alejada de la vivienda estas fosas representan la mejor alternativa para el control, regulación y tratamiento de las aguas contaminadas.

Si cuentas con una casa rural o un hermoso chalet, lo más probable es que tu propiedad posea una fosa séptica, por lo que te invitamos a que continúes leyendo el presente articulo ya que detallaremos algunos aspectos importantes de las fosas sépticas con respecto a los cuidados y el mantenimiento que deben recibir estos instrumentos.

Mantenimiento de fosas sépticas

El mantenimiento de las fosas sépticas debe ser una obligación o responsabilidad inexorable para todas las personas que disponen de este sistema de tratamiento de aguas negras y grises, puesto que la única forma en que dichos sistemas funcionen de manera apropiada y no generen problemas ominosos es que sea atendidos de forma regular con la limpieza y el mantenimiento necesario.

Uno de las tareas que comprende el mantenimiento de los pozos sépticos es la evacuación periódica de aquellos desechos que suelen ser los culpables de la obstrucción del sistema de drenaje de las fosas como lo son las grasas y el lodo.

Es necesario recordarte que lamentablemente no puedes llevar a cabo las tareas de mantenimiento de tu fosa séptica, ya que en dichos estanques de aguas residuales suele acumularse una importante cantidad de microorganismos y agentes potencialmente tóxicos que pueden afectar la salud de las personas si no se utilizan los equipos especializados y las medidas de seguridad que utilizan los profesionales para la limpieza y vaciado de fosas sépticas.

Si se descuida las fosas sépticas y no se les aplica de forma regular el mantenimiento necesario se pueden acumular una importante cantidad de desechos, lodo y grasas que ocasionaran un daño importante no solo en la estructura de la fosa sino también en el sistema de bombeo y drenaje de la misma.

7 recomendaciones útiles para limpiar una fosa séptica

Reiteramos que no recomendamos que realices la limpieza de la fosa séptica por tus propios medios, ya que como se mencionó con anterioridad al realizar esta limpieza te expones a una gran cantidad de agentes tóxicos, emisiones de gas y otras noxas que pueden afectar tu salud por lo que debes llamar a un profesional para esta tarea. Ahora bien, si ya te has decidido y quieres efectuar el mantenimiento de tu fosa séptica sin la asistencia profesional te recomendamos que sigas estas diez sugerencias:

  1. Al destapar la fosa séptica o las tapas diseñadas para la fuga de los gases este procedimiento se debe llevar a cabo de forma lenta y con suma precaución para que las emisiones gasíferas se liberen de forma paulatina.
  2. Agregar una cantidad considerable de agua limpia para diluir el agua residual y de esta forma disminuir los factores de riesgo cuando se realice la limpieza.
  3. Bajo ningún concepto se debe encender una llama de fuego, como prender un cigarrillo cuando se realice el mantenimiento de las fosas sépticas ya que los gases que emana la misma son altamente inflamables.
  4. Si queremos aspirar el lodo con una manguera tenemos que colocar a la manguera unos centímetros sobre la capa de lodo sin que esta entre en contacto directo con la sedimentación.
  5. Lo recomendable es que la única localización de la manguera para aspirar sea en la salida de agua de la fosa.
  6. La limpieza deberá realizarse por etapas iniciando por la primera capa de sedimentos, lodo o desechos.
  7. Finalmente, luego de haber extraído los desechos se debe rellenar la fosa con agua para que continúe realizando su funcionamiento normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *